Compartir

Redacción BLes – Una editorial del medio National Review titulado La farsa del perjurio, repasando el desesperado intento del partido demócrata por impedir el nombramiento del juez Kavanaugh como juez de la Corte Suprema, fue compartido por la Casa Blanca este martes. 

La editorial va desmontando una a una las últimas estrategias utilizadas durante la comisión del Senado para desprestigiar al juez Kavanaugh y poner en duda la integridad y honorabilidad requeridas para el cargo. 

Según los editores del National Review, los oponentes de Brett Kavanaugh han cambiado su enfoque de la acusación original de asalto sexual a que habría cometido perjurio en repetidas ocasiones ante el Comité Judicial del Senado. 

“Es cierto que Kavanaugh trató de minimizar los aspectos menos admirables de su adolescencia, comprensiblemente, dado el intenso ataque bajo el que se encontraba y la irrelevancia básica de los asuntos en discusión, pero no hay pruebas de que mintiera“, afirman los editores.

El nuevo asalto a la honestidad del juez Kavanaugh se centra ahora en su consumo de alcohol durante sus años de instituto en dos líneas de ataque separadas.

Por un lado intentar demostrar que el juez habría mentido cuando se definió a sí mismo como un ‘chico muy trabajador y creyente’ durante la escuela secundaria y la universidad, cuando parece que habría pruebas de que era un gran bebedor, algo que el mismo juez no escondió durante su testimonio ante el Senado. 

“Bebí cerveza con mis amigos. Casi todos lo hicieron. A veces tomaba demasiadas cervezas. Algunas veces otros lo hicieron ”, declaró Kavanaugh durante la comisión del Senado. 

Sin embargo los editores no piensan que haya perjurio en este caso, no es incompatible ser “trabajador y creyente” con beber algunas cervezas de más en los años adolescentes. 

Por otro lado, la intención de los oponentes a Kavanaugh es demostrar que en su adolescencia, Kavanaugh bebió tando que en ocasiones perdía la memoria de lo sucedido y que esto pudo pasar también la noche que ‘supuestamente asaltó’ a Christine Blasey Ford. 

Ford acusó a Kavanaugh de intentar violarla durante una fiesta que tuvo lugar en 1983, cuando ella tenía 15 años y el actual juez 17. Ford también anunció que tenía a tres testigos que corroborarían tales hechos.

Christine Blasey Ford acusó al Juez Kavanaugh de agredirla cuando tenía 15 años. Sin embargo ninguno de los testigos convocados por ella misma respalda su versión.
Christine Blasey Ford acusó al Juez Kavanaugh de agredirla cuando tenía 15 años. Sin embargo ninguno de los testigos convocados por ella misma respalda su versión.

Sin embargo, PJ Smyth y Mark Judge, dos de los testigos mencionados por Ford, no recuerdan haber asistido a la citada fiesta. La tercera testigo, Leland Ingham Keyser, afirma que no solo no recuerda nada acerca de esa fiesta al igual que Smyth y Judge, sino que argumenta que ni siquiera conocía a Kavanaugh, describió John Nolte del medio Breitbart.

Le puede interesar: Las acusaciones contra el candidato al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, no parecen sostenerse.

Para apoyar esta teoría, los medios de comunicación han señalado testimonios de compañeros de secundaria y universitarios que dicen que en ocasiones le vieron “beligerantemente” o “incoherentemente” borracho.

“Frases en su página del anuario de secundaria que parecen implicar fallas en la memoria [“¿Quien ganó ese juego, de todos modos?”], y pasajes de las memorias de su amigo Mark Judge sobre un personaje llamado ‘Bart O’Kavanaugh’. Nada de esto demuestra que Kavanaugh perdiera la memoria, solo que bebió en exceso, lo cual, una vez más, admitió”, insisten los editores de National Review.

“El tramo más ridículo de las acusaciones de perjurio tiene que ver con la entrada del anuario de Kavanaugh; no se necesita mucha reflexión para darse cuenta de lo absurdo que es que las tonterías de adolescentes en un anuario de secundaria se consideren relevantes para la ascensión de un juez de circuito de DC a la Corte Suprema de EE. UU.“, aseguran los autores del editorial. 

La portavoz de la Casa Blanca, Kerri Kupec, indicó en un comunicado que “La Casa Blanca respalda firmemente al juez Kavanaugh”
La portavoz de la Casa Blanca, Kerri Kupec, indicó en un comunicado que “La Casa Blanca respalda firmemente al juez Kavanaugh”

Concluyen destacando que “Nada de esto se acerca al nivel de perjurio. Y nada, a pesar de las esperanzas de sus enemigos, sustituye la debilidad de la acusación original de Christine Blasey Ford“.

En este sentido el lunes de la semana pasada el candidato a la Corte Suprema declaró en una entrevista televisiva que nunca había agredido sexualmente a nadie en escuela secundaria ni en ningún otro momento de su vida y que ni siquiera asistió a la fiesta en la que supuestamente se produjo la agresión.

Siempre ha tratado a las mujeres con dignidad y respeto”, dijo Kavanaugh a Fox News.

La farsa del perjurio: el desesperado intento de los demócratas de hundir al juez Kavanaugh
5 (100%) 4 votos

Compartir
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds