Redacción BLes – Un jurado de Missouri ordenó el jueves que Johnson & Johnson pague una sanción récord de 4.069 millones de dólares americanos a 22 mujeres que alegaron que los productos a base de talco de la compañía, incluyendo los especiales para bebés, contienen asbesto que causa cáncer, informó CNBC.

El veredicto masivo, emitido en el Tribunal de Circuito de la Ciudad de St. Louis, se compuso de 550 millones de dólares en daños compensatorios y 4.014 millones de dólares en daños punitivos, según la transmisión del juicio por Courtroom View Network.

Las mujeres y sus familias testificaron que (asumiendo que los productos para bebés deben ser extremadamente neutros e incluso más seguros), usaron durante décadas el ‘Baby Powder’ y otros productos cosméticos con base de talco que, por el contrario, les provocaron sus enfermedades.

Las denunciantes alegan que la compañía sabía que su talco estaba contaminado con asbesto desde, por lo menos, la década de 1970, sin embargo J&J no advirtió a los consumidores sobre los riesgos.

Mark Lanier, el abogado de las mujeres, en un comunicado posterior al veredicto -citado por la cadena estadounidense- pidió a J&J que retirara sus productos de talco del mercado “antes de causar más angustia, daño y muerte por una terrible enfermedad”, precisando que “durante más de 40 años Johnson & Johnson ha encubierto la evidencia de asbesto en sus productos”.

“Si J&J insiste en seguir vendiendo talco, deberían marcarlo con una advertencia seria”, añadió Lanier.

Sin embargo, la empresa rebatió ante el tribunal que sus productos causen cáncer y que contengan asbesto, argumentando que cuentan con décadas de estudio que lo demuestran y que revocarán este veredicto empleando cualquier recurso aunque tengan que recurrirlo ante la Corte Suprema de EE.UU. como en 2017.

Los juicios previos por el talco han llegado a sentar veredictos de hasta $417 millones como el que se dictó en Los Angeles. Sin embargo, tanto en aquel caso como en otros registrados en California o en Missouri, han sido revocados tras la apelación de la compañía.

Este no es el primer escándalo que afronta esta industria, cuya pionera es precisamente J&J. En los ´70 el Dr. Rohl y su equipo —en la que definieron como la única investigación significativa sobre el tema por suponer costes prohibitivos— dieron la voz de alarma al descubrir que 10 de los 19 talcos examinados, tanto corporales como para bebés, estaban contaminados con fibras de asbesto capaces de causar una forma desconocida de cáncer de pecho y abdominal, comunicó New York Times.

La multinacional J&J, que tiene varias causas abiertas en este sentido, también se halla en mitad de un proceso judicial en el que 9.000 denunciantes declaran que su talco produce tumores en pulmones, estómago, corazón y otros órganos, de acuerdo al diario Washington Post.

Por otra parte, aún quedan pendientes las impugnaciones de por lo menos otros cinco veredictos en los que J&J ha sido condenada, en primera instancia, a pagar indemnizaciones, contabilizó CNBC.

Las acciones de J&J cayeron un 2,4 por ciento en las operaciones de premercado del viernes.

Los juicios que están teniendo lugar en St. Louis, donde se emitieron los veredictos masivos, combinan efectivamente todas estas demandas alegando que el talco contaminado con asbesto fue el causante de cáncer ovárico.

El asbesto, una fibra mineral de amplio uso comercial, está prohibida en gran parte del mundo desde finales de los años ´90 debido a su toxicidad y a que se considera un agente potencialmente cancerígeno.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos encargó que se evaluaran varias muestras de talco entre 2009 y 2010, incluyendo el polvo para bebés de J&J, concluyendo que no encontraron fibras de asbesto en ninguna de las muestras analizadas, a lo que el abogado Lanier respondió revelando al jurado que es comprobable que tanto la agencia como otros laboratorios e incluso la propia J&J no usan los métodos de detección apropiados, indicó CNBC.

Los demandantes constataron que el talco, la roca más blanda del mundo, es un mineral estrechamente ligado al amianto y que los dos pueden mezclarse en los distintos procesos mineros, lo que hace imposible eliminar la sustancia cancerígena. 

J&J niega tales acusaciones, diciendo que la rigurosidad de las pruebas y de los procesos de purificación aseguran que el talco queda impoluto.

El antecedente chino

Esta negativa de J&J recuerda la postura que tomó el régimen comunista chino al descubrirse una amenaza alimentaria de proporciones dantescas en 2008, cuando se hizo público que tanto la leche para bebés como otros productos lácteos habían sido adulterados con melanina, una sustancia difícil de detectar al carecer de sabor y de olor.

El uso de melanina por parte de las principales empresas lácteas chinas, entre ellas una de las más prestigiosas, Sanlu Group, provocó en 2008 la muerte de seis bebés e intoxicó a otros 300.000 de distinta gravedad, confirmó BBC.

Las compañías chinas, en aquel entonces, también defendieron en los medios que sus alimentos habían sido objeto de los más sofisticados análisis y controles de seguridad, lo que sin embargo no impidió que se generara una de las mayores alarmas sanitarias de los últimos tiempos.

En relación con el talco, también conviene destacar que incluso si está libre de asbesto, sigue siendo peligroso si lo respiramos continuadamente, por eso, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) actualmente desaconseja el uso de talco en los bebés, debido al peligro de irritación o lesión respiratoria, tal como el Museo Smithsonian estadounidense documenta en su web.

Sin embargo, muchos productos para bebés y una miríada de productos cosméticos para adultos todavía se fabrican con talco mientras que las investigaciones recientes no dejan de plantear serias dudas sobre la seguridad de su uso.

Justicia para bebés y madres víctimas del talco cancerígeno: Johnson & Johnson deberá indemnizarlos con 4.700 millones de dólares
Califique esta publicación
Categorías: América EE.UU Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds