El gobernador de Hawai, David Ige, explicó durante esta tarde cómo los ciudadanos de la isla terminaron recibiendo una falsa alarma de misil balístico durante la madrugada de esa región de Estados Unidos.

Según le explicaron desde el Departamento de Defensa del Estado y la Agencia de Gestión de Emergencia tras una reunión, aseguró a CNN que se trató de “un error que se produjo durante un cambio de turno y un empleado presionó el botón equivocado”.

En la misma línea, el administrador de la Agencia de Gestión de Emergencia, Vern Miyagi, admitió su responsabilidad a cargo del sistema de alerta.

“Es mi culpa. Fue durante un cambio de turno de mis empleados. Estamos tomando acciones para que esto no vuelva a ocurrir nuevamente. Estamos investigando, esta es mi culpa y no volverá a ocurrir”, aseguró el encargado a la cadena de televisión estadounidense.

Todo lo anterior generó temor en los habitantes de la región, por lo que tras el incidente el portavoz del comando militar en la zona, David Benham, debió salir a aclarar rápidamente que no se había “detectado amenaza alguna de misil balístico sobre Hawái”.

“El mensaje enviado más temprano fue un error”, dijo. Un mensaje de rectificación fue enviado unos minutos después de la falsa alerta.

¡Al sótano!

Un fotógrafo de la AFP que vive en el centro de Honolulú indicó que vio salir a varias personas de un edificio de oficinas después de que se emitió la alerta, mientras sus vecinos acudieron a preguntarle qué hacer.

Lauren McGowan, de vacaciones en la isla de Maui -donde se encuentra Honolulú-, contó a la AFP que el personal de su hotel, el Montage Kapalua Bay, le pidió que se refugiara en el sótano de la cafetería de los empleados.

Nadie entró en pánico, recuerda, “más bien fue confuso”, con niños pidiendo que les explicaran por qué hacía falta ir al sótano.

Después de unos minutos, uno de los clientes que logró captar señal telefónica en el sótano dijo que se trataba de una falta alerta. “Era un poco inquietante, está claro”, dijo McGowan. Pero “no voy a dejar que eso arruine mis vacaciones”.

Consultada por la AFP, una recepcionista del hotel Pagoda de Honolulú explicó que después de la alerta los clientes llamaron a la recepción, pero no se registró situaciones de pánico.

Los responsables del hotel tampoco hicieron evacuar el edificio, precisó la mujer que se identificó como Elic, negándose a dar su apellido.

En tanto, la alerta también fue visible en televisión.

A través de: Bío Bío Chile.

Share

Video