Redacción BLes – El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster anunció este viernes que eliminará 16 millones de dólares del presupuesto estatal que, afirma, financia a la multinacional del aborto Planned Parenthood.

El republicano McMaster, que se presenta para la reelección, se ha comprometido en la campaña electoral a cumplir con la promesa de que ningún dinero de los contribuyentes vaya a proveedores de aborto.

Los dólares de los contribuyentes no deben subsidiar directa o indirectamente a los proveedores de aborto como Planned Parenthood“, dijo McMaster a la prensa el viernes. “Hay una variedad de agencias, clínicas y entidades médicas en Carolina del Sur que reciben fondos de los contribuyentes (que) ofrecen servicios importantes de salud de la mujer y de planificación familiar sin realizar abortos“.

El gobernador McMaster durante la comparecencia ante los medios del viernes.

Otros republicanos instaron a McMaster a vetar US$34 millones del presupuesto de US$ 8 mil millones, pero el gobernador dijo que eliminar el monto total conllevaría que 700.000 mujeres y niños sin recetas a través de Medicaid, reportó el medio The Hill.

Planned Parenthood es la cadena de abortos más grande de los Estados Unidos, y comete más de 320,000 abortos cada año. Planned Parenthood recibe anualmente más de US$ 500 millones en fondos de contribuyentes, y muchos estados, como Carolina del Sur, están tomando medidas contundentes para eliminar los subsidios a los contribuyentes del gigante del aborto.

Parece un movimiento político terrible en este momento“, dijo Vicki Ringer, portavoz de Planned Parenthood Votes South Atlantic al medio The State.

Esta organización, Planned Parenthood, se dedica principalmente al aborto y a la educación sexual –incluso a niños- para el control de la natalidad. Su ámbito de actuación se extiende más allá de EE.UU., principalmente a América Latina y África. Su amplia influencia obedece al objetivo de cambiar la mentalidad de la sociedad acerca del aborto, convirtiéndolo en algo positivo y opcional.

Esta ONG, muy vinculada con la Fundación Clinton, se vio salpicada por el escándalo cuando en el año 2015, el investigador del Center for Medical Progress (CMP) David Daleiden, grabó y difundió una serie de vídeos en los que se destapaba una trama oculta de venta de cadaveres de bebés abortados.

videoPlayerId=30eb8d1de

Ad will display in 09 seconds

En Estados Unidos, es legal abortar hasta los seis meses de embarazo o hasta el momento de lo que se conoce como la viabilidad del feto, es decir hasta que el bebé puede sobrevivir fuera del vientre materno. 

En estos vídeos  con cámara oculta se puede ver cómo los directivos y médicos de Planned Parenthood les ponen precios a los miembros de los bebés abortados, hacen chistes y bromas sobre ello y explican la “mejor manera” de desmembrar y vender sus partes después de quitarles la vida.

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó el pasado 28 de junio en una carta, que se mantiene fiel a su compromiso de proteger los derechos de los no nacidos en los 50 estados de su país y que se encuentra preparado para presentar el nombramiento de un nuevo juez de la Corte Suprema -que sería nominado el día de hoy- que podría garantizar la prohibición del aborto en todo el país.

Le puede interesar: Trump, cada vez más cerca de prohibir el aborto en EE. UU.

Gobernador de EE.UU. recorta fondos millonarios a la gigante abortista Planned Parenthood
Califique esta publicación
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds