Redacción BLes – El presidente Donald Trump aprobó ayer la ‘Estrategia Nacional contra el Terrorismo’ con el fin de salvaguardar la seguridad nacional de los Estados Unidos.

“Como su Presidente, estoy comprometido a proteger a los Estados Unidos y sus intereses en el extranjero de la amenaza del terrorismo”, explicó Trump en el comunicado publicado en la web de la Casa Blanca.

“La Estrategia Nacional contra el Terrorismo que aprobé hoy ayudará a proteger a nuestra gran Nación, a mejorar nuestra seguridad nacional y a guiar nuestro esfuerzo continuo para derrotar a los terroristas y las organizaciones terroristas que amenazan a los Estados Unidos”, añadió el presidente.

El asesor de seguridad nacional, John Bolton, fue el encargado de presentar la esperada estrategia de contraterrorismo del gobierno y lo hizo pronunciando palabras muy duras hacia el régimen de Irán en una rueda de prensa que recogió el medio Fox News.

El Asesor de Seguridad Nacional Jonh Bolton
El Asesor de Seguridad Nacional Jonh Bolton

Bolton calificó a Irán de “banquero central mundial del terrorismo internacional” y explicó que la estrategia estadounidense se basará en la acción militar tradicional para combatir a los terroristas, pero también hará un mayor énfasis en medios no militares para combatir no solo a los militantes de ISIS, sino a los respaldados por Irán y otros grupos.

“Reconocemos que hay una ideología terrorista con la que nos enfrentamos, y creo que desde hace mucho tiempo la opinión del presidente es que, sin reconocer que estamos en una lucha ideológica, no podemos abordar adecuadamente la amenaza terrorista”, dijo Bolton.

Esta es la primera estrategia de contraterrorismo que redacta el gobierno de Estados Unidos desde 2010.

De hecho, en sus ocho años de gobierno Obama solo diseñó dos documentos de Estrategia Nacional de Seguridad, en 2010 y 2015. 

“Desde el 11 de septiembre de 2001, hemos sabido que ganar la guerra contra el terrorismo requiere que nuestro país persiga agresivamente a los terroristas. También hemos aprendido, sin embargo, que debemos hacer más que simplemente matar o capturar terroristas. Debemos desmantelar las redes de los terroristas y cortar las fuentes de fuerza y el apoyo que las sostienen, que les permite regenerarse y adaptarse”, explica el documento aprobado por Trump ayer.

Los objetivos de la estrategia son ambiciosos: perseguir a los terroristas hasta la fuente de su apoyo, modernizar las herramientas contra el terrorismo, contrarrestar la radicalización, proteger la infraestructura de los Estados Unidos, fortalecer las fronteras y limitar la capacidad de los militantes para reclutar en Internet. 

“Estamos analizando todas las ideologías amenazadoras que enfrentamos, incluidas no solo las ideologías sunitas” defendidas por militantes de ISIS, sino también grupos terroristas patrocinados por Irán, como el Hezbolá libanés, Hamas y la jihad islámica palestina, dijo Bolton.

Señaló que el Departamento del Tesoro por su lado emitió sanciones el jueves temprano para interrumpir las redes de apoyo financiero de Hezbollah.

Por su parte, el Secretario de Estado, Mike Pompeo destacó la importancia que el presidente da a la colaboración con otras naciones y con los organismos internacionales en la lucha contra el terrorismo.

El Secretario de Estado Mike Pompeo
El Secretario de Estado Mike Pompeo

“La estrategia del presidente enfatiza la importancia de la diplomacia y el papel de las asociaciones internacionales en la lucha contra las amenazas terroristas que enfrentamos. La estrategia reconoce la necesidad de que todas las naciones compartan equitativamente la carga de enfrentar el terrorismo, expandir las capacidades de contraterrorismo de nuestros socios y trabajar en colaboración para derrotar a los terroristas de hoy y de mañana”, declaró Pompeo ayer en un comunicado oficial.

Este nuevo documento de contraterrorismo continúa la misma línea del publicado en 2017, donde se hace una clara distinción entre las estrategias de guerra de hace unos años y las de hoy en día, mientras enfoca muchos más esfuerzos en la guerra económica, además de la militar.

Un enfoque de seguridad nacional muy diferente 

El analista político Curtis Ellis definió, en un artículo publicado en el medio Fox News, a la estrategia de seguridad de Trump como “una evaluación profundamente diferente de la seguridad nacional: la guerra del siglo XX fue sobre plataformas; La guerra del siglo XXI se trata de la economía“.

“La administración de Trump pudo diseñar este replanteamiento estratégico al tener a las personas adecuadas en los lugares correctos y al tener un calibre de organización, enfoque y personal que no se ve en las administraciones de Obama, Bush y Clinton”, aseguró Ellis.

También señaló que la ausencia de una estrategia definida de seguridad nacional, unida al micro control ejercido desde la Casa Blanca y la falta de planificación presupuestaria y estratégica de la administración Obama, afectó al sistema de defensa en su conjunto.

“La falta de planificación a largo plazo tiene un impacto directo en el futuro del Departamento de Defensa, así como en el grado de preparación de nuestros hijos e hijas para el combate de hoy”, afirmó Ellis.

Sin embargo, el presidente Trump elaboró un completo documento recogiendo la Estrategia Nacional de Seguridad en tan solo 14 meses.

“Es importante comprender que todo lo que hacen los militares, desde la estrategia más amplia hasta la tarea más cotidiana, se deriva de los documentos [La Estrategia Nacional de Seguridad]. Así es como el ejército mantiene la disciplina y evita desperdiciar el dinero de los contribuyentes”, dice Ellis.

Otro aspecto importante es el cambio en la estructura de toma de decisiones con respecto a la administración Obama. 

“Cuando el presidente Obama asumió el poder, el poder se centralizó a nivel presidencial. Las decisiones que previamente se tomaban a un nivel mucho más bajo ahora se centralizaban en la Casa Blanca”, aseguró el analista.

Obama centralizó la toma de decisiones de seguridad en la Casa Blanca y no redactó ninguna estrategia de seguridad nacional desde 2010.  REUTERS/Kevin Lamarque
Obama centralizó la toma de decisiones de seguridad en la Casa Blanca y no redactó ninguna estrategia de seguridad nacional desde 2010.

Sin embargo, según Ellis, Trump cambió esto: “Creó un equipo mayor de personas con experiencia en la toma de decisiones difíciles en situaciones difíciles de todo el mundo. Personas que entienden la realidad, más allá de los despachos y las aulas. Personas con la mentalidad de las grandes batallas sobre el terreno”.

De hecho, el presidente Trump desde el inicio de su mandato ha puesto el foco en la seguridad nacional y en el comunicado de ayer aseguró que la Estrategia Nacional contra el Terrorismo “ofrece la orientación estratégica necesaria para proteger a los Estados Unidos contra todas las amenazas terroristas, al tiempo que fomenta la agilidad para anticipar, prevenir y responder a nuevas amenazas“.

“Guiados por la Estrategia Nacional contra el Terrorismo, usaremos todos los instrumentos del poder estadounidense para proteger a nuestra gran Nación, y derrotaremos a nuestros enemigos con toda la fuerza del poder estadounidense”, concluyó el mandatario.

En qué consiste la nueva estrategia de Trump contra el terrorismo y sus diferencias con la de Obama
4.8 (96.67%) 6 votos
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds