Redacción BLes – El empleo no agrícola en Estados Unidos aumentó en 213.000 puestos de trabajo en junio, sobrepasando las expectativas y dando continuación a la racha más larga —y consecutiva— de cifras positivas mensuales de empleo, arrojando un crecimiento del empleo que promedia 215.000 puestos de trabajo al mes en 2018 , según muestra el informe mensual de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés).

La economía estadounidense ha crecido de tal forma que ha generado más de 3,2 millones de puestos de trabajo desde que el presidente Donald J. Trump asumió el cargo en enero de 2017 (y 3,7 millones de puestos de trabajo desde las elecciones de noviembre de 2016 donde se impuso el republicano).

Una encuesta individualizada de hogares publicada por la BLS ofrece más indicaciones de una economía estadounidense fuerte y en crecimiento, precisando que aunque la tasa de desempleo subió 0,2 puntos porcentuales (p.p.) durante el mes, se debe a que se observa una reincorporación de aquellos que se habían dado por vencido pero que, por supuesto, no cuentan como trabajadores desde que se dan de alta para buscar trabajo hasta que lo encuentran.

La proporción de trabajadores desempleados que se reincorporaron al mercado laboral en junio fue la más alta desde antes de la Gran Recesión y sigue siendo 0,8 puntos porcentuales inferior a la de enero de 2017, constata la agencia gubernamental.

Mientras tanto, la tasa de desempleo para los hispanos alcanzó un nuevo mínimo, cayendo 0.3 p.p. hasta el 4.6 por ciento. La relación empleo-población se mantuvo estable en 60.4 por ciento, lo que indica que el aumento en la tasa de desempleo fue en gran parte resultado de estos nuevos participantes en el mercado laboral.

La cifra de empleos en los servicios de salud aumentaron significativamente en el mes de junio mientras que la tasa de desempleo alcanzó un nuevo mínimo para los hispanos.

El aumento del empleo ha sido significativo en los servicios de educación y salud (54.000), los servicios profesionales y empresariales (50.000) y la industria manufacturera (36.000). 

Desde que el Presidente salió elegido, las industrias productoras de bienes (construcción, manufactura, minería y tala de árboles) han funcionado extremadamente bien, añadiendo 876.000 puestos de trabajo. 

El crecimiento también fue fuerte en los sectores de ocio y hostelería (25.000), transporte y almacenamiento (15.000) y gobierno (11.000), que experimentaron un crecimiento superior a la media de los últimos 12 meses.

La participación en la fuerza laboral de los trabajadores en edad de trabajar, que es un indicador importante porque no está impulsada por la demografía, sino más bien por la fortaleza del mercado laboral, también aumentó 0.2 p.p. durante el mes a 82.0 por ciento. 

Desde que el presidente Trump salió elegido, 900.000 trabajadores estadounidenses de primera edad han entrado o reingresado a la fuerza laboral.

Reincorporaciones en el mercado laboral desde 2009 a 2018

Aunque los niveles de empleo aumentaron en 102.000 personas en junio, como se explicó más arriba, el desempleo aumentó aún más, lo que se tradujo en una mayor tasa de desempleo, ya que -como se muestra en la figura precedente- de los desempleados, casi el 32 por ciento fueron reincorporados a la fuerza laboral en junio, o individuos que previamente habían dejado la fuerza laboral y dejado de buscar trabajo, pero que ahora han regresado al mercado laboral, la tasa más alta desde antes de la Gran Recesión. 

Un dato significativo es que este alto nivel de reincorporación también indica una economía sana en la que las personas que antes habían renunciado a encontrar un empleo han ganado la confianza de que ahora lo encontrarán. 

Mientras tanto, la proporción de personas que ingresaron a la fuerza laboral -individuos que buscaban trabajo por primera vez- representó el 8,8 por ciento de la población desempleada en junio.

Además, los que abandonaron el trabajo (los que renunciaron voluntariamente) representaban el 12.4 por ciento de la población desempleada en junio. La proporción de personas que abandonan el empleo también indica la solidez de la economía, ya que estos trabajadores están dispuestos a dejar sus empleos, presumiblemente por mejores opciones.

Economía de Estados Unidos al alza: vuelven al mercado laboral los que habían renunciado a buscar trabajo
Califique esta publicación
Categorías: América EE.UU Finanzas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds