NUEVA YORK – Esta semana, alrededor de Nueva York podrás ver olas de brillantes remeras amarillas, dragones dorados y tropas de tambores. Cerca de mil practicantes de Falun Dafa participarán en tres días de eventos alrededor de la ciudad para celebrar el Día Mundial de Falun Dafa.

Oficialmente observado, el 13 de mayo marca el día en que Falun Dafa (o Falun Gong) fue presentado por primera vez al público por el Sr. Li Hongzhi en Changchun-China. El 13 de mayo también es el cumpleaños del Sr. Li.

La antigua disciplina espiritual incluye cuatro ejercicios suaves de pie y una meditación sentada. La práctica atrajo a decenas de millones de personas de todo el mundo y está basada en los 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Las festividades comenzaron en la Plaza Norte de Union Square, con una demostración de los cinco ejercicios de meditación que detenían a los ocupados transeúntes neoyorquinos.

Poco después del mediodía, el ritmo subió de intensidad con la actuación de la división neoyorquina de Tian Guo (“Celestial”) Banda Musical. Las divisiones de la ahora famosa banda musical se presentan en los principales desfiles de todo el mundo.

Otras actuaciones musicales siguieron, incluyendo un coro, una variedad de solos instrumentales, canto clásico, y como un regalo especial, un solo de pipa, que es un instrumento tradicional chino.

Aparte de la música, había un grupo de danza del dragón dorado, sorprendiendo a la multitud, que se deslizaba a través de la audiencia (quizás asustando a algunos pequeños en el proceso), al igual que un león chino, todo ello acompañado por los ritmos de los tambores chinos.

Cada pieza fue interpretada por practicantes de Falun Dafa, la mayoría de ellos del área local de Nueva York.

Muchos de los participantes expresaron que encontraron la paz interior y el verdadero bienestar después de practicar Falun Dafa, en marcado contraste con lo que eran sus vidas antes de practicarlo. Comentaron que la disciplina los cambió física y mentalmente.

Cambiando Vidas

Mika Hale. (Bowen Xiao/La Gran Época)

“La mayoría de mis relaciones eran muy tensas, especialmente con mi familia. En 2007 era tan miserable mi vida que solía rezar todos los días fuera de mi ventana para que me mataran. Pero después de practicar, el cambio más grande es ahora poder hablar con la gente desde un lugar genuino. Mi relación con mi madre ahora es increíble y las relaciones con mi hermana y mis hijos son maravillosas; antes eran realmente turbulentas”.

Dorian Filip. (Bowen Xiao/La Gran Época)

“Me puse enfermo, físicamente enfermo, realmente estaba mal. Mi cuerpo estaba sintiendo bastante dolor en diferentes partes. Con el tiempo, con el dolor, empecé a sentirme bastante ansioso y deprimido para ser honesto, no me sentía feliz, para nada feliz. Me preguntaba mucho sobre la vida. ¿Cuál era el significado de la vida, por qué hay tanto dolor, por qué tanto sufrimiento? Cuando empecé a practicar todo cambió muchísimo. Me siento mucho más relajado, más enfocado en lo que hago en mi vida diaria, ya sea en el trabajo o en la familia. Y soy feliz, muy feliz por dentro. ¡Me siento feliz!”.

Michael Carter

Michael Carter. (Bowen Xiao/La Gran Época)

“Me entregué demasiado a la diversión, me divertía mucho, perdía mucho tiempo, así que era un comportamiento muy destructivo. Físicamente, me puse enfermo por eso. Tenía muchos problemas de salud, problemas de espalda, problemas de rodilla. También tenía una mala relación con mi familia, nunca estaba cerca ni pasaba tiempo con mis parientes, [era] muy egoísta. Físicamente,[Falun Dafa] cambió completamente mi vida. Mentalmente, me hizo darme cuenta de que hay más que uno en este universo. Me volví más positivo, más armonioso. Cuando tengo un conflicto, en lugar de enfadarme o tener un comportamiento violento, reflexiono sobre ello”.

Victoria Szafranska. (Bowen Xiao/La Gran Época)

“Antes de practicar tenía mucho dolor muscular, así que los ejercicios de Falun Dafa realmente me ayudaron a deshacerme de mi dolor durante todo el día. Antes de empezar a hacer los ejercicios me sentía estresada y mentalmente abrumada y luego, después de los ejercicios, siento que puedo respirar de nuevo. Estoy más tranquila mentalmente y soy capaz de lidiar mejor con las situaciones y emociones. Me siento más a gusto mentalmente, menos estrés en general, definitivamente más feliz y más positiva yendo a trabajar”.

Scott Chinn

Scott Chinn. (Bowen Xiao/La Gran Época)

“Antes de empezar a practicar Falun Dafa se podía decir que tenía mucha ansiedad, también estrés, estrés por cosas que no podía controlar: relaciones, asuntos familiares, trabajo. Desde el punto de vista mental, era como si me preguntara: ¿por qué paso por estos altibajos de la felicidad, por qué no puedo estar siempre feliz? Ahora mi forma de pensar es completamente diferente. Tantas cosas en los últimos 19 años de práctica me ayudaron a traer más y más felicidad a mi vida. Tengo dos hijos y trato de criarlos y aplicar los principios a mis hijos, a mis amigos del trabajo y a mi familia también. Nunca he faltado un día al trabajo en 19 años, así que no hay enfermedad, mi cuerpo se siente genial. Me siento muy bien física y mentalmente”.

A través de  La Gran Época.

Cómo una práctica espiritual tradicional cambió las vidas de estas personas
Califique esta publicación
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds