El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció el jueves que sancionó a más funcionarios nicaragüenses por violaciones de Derechos Humanos o socavar la democracia en medio de la crisis social y política que atraviesa Nicaragua.

La embajadora estadounidense en Managua, Laura Dogu, informó de la revocación de visas a más funcionarios y otros individuos involucrados en la represión de las manifestaciones y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

“Este día, el Departamento de Estado revocó visas de otros individuos responsables de abusos contra los Derechos Humanos y/o por socavar la democracia en Nicaragua”, indicó la embajadora en una declaración.

Mientras el gobierno nicaragüense “siga usando violencia para reprimir protestas pacíficas, seguiremos revocando visas de los responsables”, advirtió la diplomática estadounidense.

El siete de junio, la administración del presidente Donald Trump decidió restringir los visados a un primer grupo de individuos responsables de abusos de Derechos Humanos y culpables de socavar la democracia nicaragüense.

En esa ocasión, los afectados por esas restricciones fueron funcionarios de la Policía Nacional, de gobiernos municipales y del Ministerio de Salud.

Washington no ha precisado el número total de personas sancionadas bajo esta medida ni los ha identificado por razones de confidencialidad.

Legisladores estadounidenses han pedido al presidente Donald Trump que sancione en concreto a Francisco Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua, y Francisco López, tesorero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ambos muy próximos al presidente Daniel Ortega, por su responsabilidad en la represión de las protestas antigubernamentales.

A través de: Voz de América.

Share
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds