CARACAS (AP) — Las fuerzas de seguridad de Venezuela detuvieron el viernes a Enrique Aristeguieta, un reconocido opositor, y el acto fue condenado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y algunas organizaciones políticas.

El abogado opositor, quien fue miembros de la Junta Patriótica que derrocó al fallecido dictador Marcos Pérez Jiménez en 1958, fue capturado durante la madrugada por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) —la policía política—, denunció su sobrino Sergio Aristeguieta.

“Los funcionarios del SEBIN tocaron la puerta y nos mostraron el cañón de sus armas”, dijo a la prensa Aristeguieta al precisar que su tío, de 84 años, fue sacado de su casa sin una orden judicial por miembros del SEBIN.

Las autoridades hasta el momento no han ofrecido comentarios sobre el caso.

La detención del opositor fue rechazada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien consideró el arresto como un “un acto autoritario de un sistema tiránico”.

La acción también fue objetada por el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, que indicó en su cuenta de Twitter que con esta detención el número de total de personas apresadas por razones políticas se eleva a 232.

La Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional anunció la apertura de una investigación por el caso de Aristeguieta. La presidenta de la instancia parlamentaria, diputada opositora Delsa Solórzano, dijo que se dirigirá a los órganos judiciales para que actúen contra las personas que practicaron la detención.

Share
Categorías: América Venezuela

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds