Compartir

LA HABANA (AP) — Funcionarios de Cuba y Estados Unidos tuvieron el lunes su primer encuentro bilateral en materia migratoria desde que Washington redujo su personal consular en la Habana y dejo de emitir visas, en lo que fue descrito como una respuesta a presuntos ataques contra diplomáticos estadounidenses.

Tras el encuentro en Washington, el gobierno cubano lamentó el impacto negativo que aseguró tendrán las familias en ambos países por las recientes decisiones del gobierno de Estados Unidos.

“La parte cubana expresó su más profunda preocupación por las consecuencias negativas que tienen en las relaciones migratorias entre ambos países las decisiones unilaterales, infundadas y políticamente motivadas, que fueron adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos en septiembre y octubre de 2017”, señaló la cancillería cubana en un comunicado difundido en La Habana.

Estados Unidos denunció a mediados de año que un grupo de sus diplomáticos había sufrido ataques que los hicieron padecer síntomas tan dispares como sordera, nauseas, problemas de habla, entre otros.

La Habana rechazó la acusación, inició una investigación y exhortó a Estados Unidos a presentar pruebas de los supuestos ataques, por los cuales Washington también determinó expulsar a diplomáticos cubanos asignados a la embajada de la isla en la capital estadounidense.

La relación bilateral ha enfrentado diversos retrocesos desde que el presidente Donald Trump informara su interés en revertir muchos de los pasos de un acercamiento histórico iniciado por su predecesor Barack Obama en 2014.

Ambos gobiernos habían pactado realizar reuniones periódicas para abordar temas migratorios, aunque se desconoce si continuarán. El próximo encuentro se realizaría en La Habana, aunque Trump ordenó cancelar las visitas de delegaciones oficiales a la isla.

Cuba se queja de recientes medidas adoptadas por EEUU
Califique esta publicación

Compartir

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds