Redacción BLes – La Comisión Primera de la Cámara de Representantes de Colombia aprobó el proyecto de castración química para los criminales pedófilos al término de su segundo debate, con 14 votos a favor y 6 en contra.

Los congresistas colombianos de Alianza Verde, del Polo, del Partido Liberal y de Cambio Radical se opusieron frontalmente a la iniciativa.

El representante Álvaro Hernán Prada, uno de los impulsores de la castración química en violadores de menores de 14 años, convenció a sus homólogos de su conveniencia tras un arduo debate.

“El tema de la castración química. El nombre asusta y muchos piensan que se trata de alguna violación de los derechos humanos, no es así. Es un tratamiento terapéutico que protege a los niños donde también termina siendo beneficiado el sicópata”, aseguró el congresista de acuerdo al medio colombiano BluRadio.

“Aquí expresaron personas que lo han utilizado y dicen cómo ese monstruo, ese diablo que tiene en el cerebro, con esa droga que les quita el deseo sexual, se les merma, se les va y viven mucho más tranquilos”, añadió precisando que sería oportuno renombrar la iniciativa como “Terapia para Inhibir el Deseo Sexual” ya que “la palabra castración remite a muchas otras cosas y esto se trata de una terapia”.

La sala de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes de Colombia.

Por el contrario, el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, matizó que disiente del uso de la castración química porque no es un medio seguro ya que se puede revertir fácilmente, por ejemplo, tomando viagra.

Escalada de delitos contra niños

El proyecto de ley nació a raíz del desorbitado número de delitos sexuales cometidos contra niños en el país sudamericano en 2018, con respecto a los registrados en 2016 (4.834 casos) y 2017 (5.449).

“Tan solo en el primer trimestre de 2018 se registraron 5.870 casos de abuso sexual infantil en el país, lo que corresponde a más de 66 casos diarios”, alertó el diario El Espectador citando datos del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar).

Cabe destacar, según indica el medio, que el agresor suele pertenecer o mantener una relación directa con la familia, en un 80% de los casos.

El proyecto prevé implementar la castración química como una medida complementaria y obligatoria a las sanciones penales sobre abusos sexuales infantiles, aunque el sicópata no haya cumplido los 18 años.

Un altísimo porcentaje de las violaciones que sufren los niños las realizan personas que pertenecen al núcleo familiar o muy cercanas a este.

De ser finalmente aprobado, también permitiría doblar la pena máxima de condena en prisión hasta los 41 años, así como la creación de un registro de violadores y abusadores de menores de edad por parte de la Policía Nacional de Colombia.

Una epidemia de violencia sexual amenaza a los niños

“La epidemia de violencia sexual que se cierne sobre nuestros niños, niñas y adolescentes requiere respuestas contundentes e inmediatas”, señaló la senadora y autora del proyecto Maritza Martínez, según El Colombiano.

“Agradecemos el respaldo de los senadores y esperamos encontrar una respuesta igual en los representantes a la Cámara, quienes siempre han estado prestos a acoger nuestras iniciativas, tal y como sucedió con nuestra propuesta para que en el marco de la JEP, los delitos sexuales no tuvieran sanciones alternativas, sino penas máximas de prisión”, concluyó.

La propuesta legal se encuentra a mitad de camino. Ahora la continuación de dicho proyecto queda en manos de la Cámara de Representantes, que tendrá que celebrar dos debates decisivos.

La castración química consiste en la administración mediante inyecciones de fármacos que “reducen la libido, inhiben el deseo sexual y reduce los niveles de testosterona en el cuerpo”, con la intención de evitar que los delincuentes sexuales reincidan.

La castración química de los violadores de niños en Colombia en camino de aprobarse
5 (100%) 2 votos

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds