Las autoridades en Colombia comenzaron este miércoles la deportación de 130 venezolanos que acampaban desde hacía seis meses en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

Personal de migración de Colombia, la Alcaldía de Cúcuta y la Policía Nacional llevaron a cabo el operativo en el barrio Sevilla, en donde permanecían 900 venezolanos. El alcalde de Cúcuta, César Rojas, dijo que en el polideportivo del barrio Sevilla se había asentado unas 1.000 personas.

La acción busca deportar a quienes se encuentran de manera ilegal en el país y ayudar a los que cuentan con la documentación necesaria y desean salir de Cúcuta hacia otras ciudades o países.

Twitter @birlocha1201

El pasado lunes, los habitantes del barrio Sevilla iniciaron una protesta masiva, que incluyó el bloqueo de vías, por la llegada de aproximadamente 900 venezolanos a esa parte de la ciudad. Según los pobladores, los venezolanos instalaron campamentos en el polideportivo de la zona al que, incluso, bautizaron como “Hotel Caracas”.

La actuación de las autoridades colombianas eleva la tensión en la ciudad fronteriza, a donde llegan a diario miles de venezolanos buscando comida, medicinas y mejores ingresos para aliviar los efectos de una larga crisis que sacude a la nación petrolera.

A través de: Voz de América

Share

Video Destacados