El viaje oficial que realizará a Cuba a partir del próximo sábado la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, generó una polémica en este país entre el oficialismo y la oposición derechista.

La jefa de Estado realizará su penúltimo viaje como mandataria a la isla caribeña entre el próximo sábado y el lunes, ocasión en la cual se reunirá en el Palacio de la Revolución con el mandatario cubano Raúl Castro, entre otras personalidades.

De acuerdo con medios locales, también sostendrá un encuentro con el arzobispo de La Habana, Juan García Rodríguez, además de participar en un encuentro bilateral de comercio e inversiones, y en otro sobre educación.

Además de las críticas políticas por el viaje, algunos dirigentes lo consideran “poco apropiado”, debido a la cercanía con el 11 de marzo próximo, cuando entregará el poder al presidente electo Sebastián Piñera.

El senador derechista Manuel José Ossandón apuntó que “no me parece mal el viaje a Cuba de la presidenta Bachelet, es más, si agregara una visita a Nicaragua y otra a Venezuela podría pasar a la historia como ‘la gira del socialismo fracasado’”.

El diputado del oficialista Partido Por la Democracia (PPD), Jorge Tarud, también criticó el viaje y señaló que “en este viaje a Cuba he intentado buscar cuál es el propósito de conveniencia para el país, y la verdad es que no lo encuentro”.

El diputado derechista y excandidato presidencial, José Antonio Kast, dijo que “ir a Cuba por tres días a despedirse de Raúl Castro es un gustito. Bachelet es capaz de ir a abrazarse con él, que tiene una dictadura, y ahí los derechos humanos los guarda en su cartera”.

El senador de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), Hernán Larraín, sorprendió al afirmar que “los motivos por los cuales la presidenta va a Cuba son de definición exclusiva del gobierno y, como conductor de la política exterior, no somos nosotros quienes le vamos a objetar ese viaje”.

La ministra secretaria general de gobierno, Paula Narváez, señaló por su parte que “es absolutamente normal que los y las presidentas en ejercicio realicen viajes internacionales hasta el último día de su mandato, al cumplir con las agendas bilaterales de trabajo”.

El canciller Heraldo Muñoz aclaró por su parte que el viaje “tiene un componente fundamental económico, comercial e inversiones. Se trata de aprovechar la Ley de Inversiones aprobada el 2014 en Cuba, y de hecho el primer evento oficial será un seminario sobre oportunidades comerciales e inversiones”.

Enfatizó que “se gobierna hasta el último día, eso lo ha dicho la presidenta, y si hay una visita que sea de interés para Chile, se hará en conformidad con lo que establece la ley”.

A través de: NTX.

Share
Categorías:América Chile

Video