BUENOS AIRES (AP) — La empresa estadounidense Ocean Infinity dio marcha atrás el viernes con su decisión de suspender hasta febrero la búsqueda del submarino argentino ARA San Juan y continuará el rastrillaje para encontrar al sumergible desaparecido hace casi un año con 44 tripulantes a bordo.

La Armada confirmó la noticia en un comunicado. La búsqueda implica un tiempo mínimo de 60 días operativos y un máximo de 120.

La empresa todavía no ha cumplido el plazo mínimo de exploración, ya que únicamente ha completado 44 días, señaló a The Associated Press el portavoz de la Armada, Enrique Balbi.

Familiares de los tripulantes del sumergible señalaron a su vez en otro comunicado que en una reunión con el director de misión de Ocean Infinity, éste manifestó que en efecto quedó en suspenso la decisión.

Los familiares habían informado con anterioridad que a la compañía le resultaba “inútil seguir ampliando áreas” y que iba a “realizar un estudio pormenorizado en tierra de toda la data recogida para luego determinar cómo siguen y por cuánto tiempo”. En el “Seabed Constructor” viajan desde el 7 de septiembre cuatro familiares de los tripulantes desaparecidos para supervisar las tareas de rastreo.

El plan de Ocean Infinity era arribar el 1 de noviembre al puerto chileno de Punta Arenas, sobre el Pacífico sur, donde se pensaba hacer un cambio de tripulación y que los familiares desembarcaran.

Seabed Constructor, el barco utilizado para buscar el ARA San Juan
Seabed Constructor, el barco utilizado para buscar el ARA San Juan

El 15 de noviembre se cumplirá un año de la desaparición del submarino presumiblemente frente al Golfo San Jorge en la Patagonia argentina.

Tres vehículos submarinos autónomos que van en el “Seabed Constructor” se encuentran rastreando un área, tarea que terminarían el lunes, según el comunicado de los familiares. Estos sumergibles pueden operar hasta 6.000 metros de profundidad.

Las áreas de búsqueda definidas por la empresa son coincidentes con las zonas barridas por embarcaciones argentinas según la última posición estimada del submarino reportada por su sistema de comunicación satelital del 15 de noviembre de 2017.

Ese día el sumergible diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana -en operaciones desde los años 80- desapareció cuando navegaba desde Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, hacia su base en Mar del Plata, situada a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires tras participar de un ejercicio de adiestramiento.

El día que desapareció el ARA San Juan su comandante informó que había sufrido una avería a raíz de la entrada de agua a las baterías a través del snorkel -el dispositivo por el cual el sumergible toma aire de la superficie para operar sus motores-, pero que el incidente había sido resuelto. Horas después se registró una explosión cerca de donde se había perdido contacto con la nave.

El operativo para localizar al sumergible llegó a sumar a 18 países, entre ellos Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido. Decenas de objetos detectados en el fondo marino fueron descartados.

El gobierno contrató finalmente a Ocean Infinity que cobrará 7,5 millones de dólares solamente si encuentra el submarino. La empresa rastreó, de forma infructuosa, el avión de Malaysia Airlines que desapareció en 2014 sobre el Océano Índico.

Búsqueda de submarino argentino continuará: Ocean infinity dio marcha atrás suspensión de sus tareas
5 (100%) 1 voto
Categorías: América Argentina

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds