SAO PAULO (AP) — El presidente Michel Temer prometió que el gobierno brasileño enviará todos los recursos necesarios a un estado del norte del país que está siendo abrumado por un influjo masivo de venezolanos que huyen del hambre y la inestabilidad política.

La crisis está agravándose en el estado de Roraima, donde las autoridades calculan que han llegado unos 40.000 venezolanos, muchos de los cuales están viviendo en las calles. La enorme cantidad de refugiados está agotando los servicios públicos y desatando tensiones sociales.

El gobernador de Roraima le ha pedido ayuda al gobierno federal, que la semana pasada prometió intensificar la seguridad en la frontera.

El lunes, Temer interrumpió sus vacaciones de carnaval para viajar a Roraima, donde prometió crear un panel especial que se encargue de la situación. Dijo que no descansará hasta que se resuelva el problema y que las medidas necesarias contarán con el financiamiento necesario, inclusive la posibilidad de trasladar a los migrantes a otros estados. No dio detalles.

Share
Categorías:América Venezuela

Video Destacados