En la sede del Correo Argentino ubicada en el partido de Esteban Echeverría, Buenos Aires, tomó lugar la explosión de una bomba casera. El incidente se produjo en la noche del pasado martes y perjudicó la integridad de tres empleados.

El acontecimiento se produjo a las 23:00, cuando uno de los trabajadores manipulaba una bolsa que contenía una caja, luego arrojó la misma a un rincón e inmediatamente se activó el mecanismo del explosivo.

La explosión que tomó lugar en uno de los galpones ubicado en El Jagüel, al sur de Buenos Aires, dejó un saldo de dos trabajadores heridos como resultado de las esquirlas y uno más aturdido.

A la hora de que las autoridades investigaran el lugar luego del incidente, encontraron un caño de metal de unos 30 centímetros que en cada una de los extremos contaba con una rosca, y a la vez tenía dos cables conectados a una batería.

El responsable del operativo fue el jefe del departamento de Almirante Brown, Fernando Arrubia.

Tras la explosión, algunos de los trabajadores procedieron a registrar el estado en el que había quedado la playa de distribución y luego lo montaron a las redes sociales.

Aun se desconocen los motivos del supuesto atentado, los que se están investigando. Se presume que el explosivo era para el destinatario del paquete, aunque por el estado en que quedó no se pudo determinar.

La localidad de El Jagüel -donde se registró la explosión- tiene unos 50.000 habitantes aproximadamente y es relativamente tranquila. La población está compuesta mayoritariamente por trabajadores y por pequeños y medianos empresarios.

Categorías: Argentina

Notas relacionadas