La historia de la academia sueca está repleta de recónditos pasajes en donde se esconden los motivos por las cuales un candidato al máximo premio de la literatura puede ser aceptado o rechazado.

Con un estilo literario único, el escritor argentino Jorge Luis Borges era un innegable candidato para recibir la medalla de Alfred Nobel. Sin embargo, las circunstancias por las cuales el premio le fue esquivo durante tantos años eran todo un misterio.

Ahora se ha presentado un hecho que permite descubrir por qué no le fue entregado el galardón, sobre todo después de haber pasado en las listas de la academia desde 1956 hasta 1986 año en que murió.

Gracias a un miembro de academia se han abierto los “archivos” que permiten saber que pasó en realidad. Ya que es de muchos conocida la versión oficial, más no lo que se ocultaba entre bambalinas.

En la versión oficial, relatada en el diario sueco “Svenska Dagbladet”, se comenta como Anders Osterling, presidente del comité del premio rechazó a Borges porque resultaba “demasiado exclusivo y artificial en su ingenioso arte en miniatura”.

El escritor que ganó el premio ese año fue Samuel Beckett. No obstante, el año inmediatamente anterior Osterling diría que “la tendencia nihilista y pesimista sin fondo de la obra de Bechett” era contraria al espíritu de Alfred Nobel.

Medalla de Premios Nobel de Literatura. Ilustración Fotográfica Google.

.El diario ABC compartió la versión oculta que esconde el rechazo a Borges y que fue divulgada por Volodia Teitelboim, autor de “Los dos Borges”.

En una entrevista de Volodia a el académico sueco Arthur Lundkvist, este último deja muy en claro la razón del rechazo. “Me dijo: la academia sueca nunca le dará el nobel a Borges. Le pregunté por qué. Mencionó un encuentro que Borges tuvo con Pinochet y los elogios que le brindó. Y agregó: la sociedad sueca no puede premiar a alguien con esos antecedentes. Semejante confesión me sorprendió mucho. Supuestamente un miembro de la Academia no puede expresarse en esos términos”.

Y es que la academia solo centró su atención en una furtiva, pero pública reunión que tuvo el escritor con Pinochet.

Durante 1976 Borges viajó a Chile para recibir un doctorado honoris causa en la Universidad de Chile y en dicho evento se encontraba el entonces presidente Pinochet, a quien escritor le compartiría un discurso de agradecimiento.

Este discurso hacía alusión a formar una patria fuerte, pero no revelaba ninguna cercanía con el militar; sin embargo, María Kodama, esposa del escritor, en 2016 señaló “él no fue invitado por Pinochet, sino por la Universidad de Chile” de acuerdo a lo recogido por el medio argentino Clarín.

María Kodama. Ilustración Fotográfica Google.

Además, menciona que lo normal era que un presidente acudiera a una celebración así. “La gente es muy perversa, porque cuando un hombre como él recibe un doctorado, es protocolo que vaya el presidente del país”, concluye Kodama.

Share
Categorías: América Argentina

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds