Redacción BLes – Científicos descubren una inexplicable fosa común con los restos fosilizados de más de 10 dinosaurios de 220 millones de antigüedad en el oeste de Argentina, en la provincia de San Juan.

Científicos del Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan (IMCN) han identificado huesos de “siete u ocho individuos de dicinodontes, que son los antecesores de los mamíferos, del tamaño de un buey, y otros arcosaurios (reptiles) que no se conocen aún.

Algunos pueden ser dinosaurios o antecesores de los cocodrilos de gran tamaño, explicó el paleontólogo argentino Ricardo Martínez en la Agencias Ciencia, Tecnología y Sociedad CTyS.

Cementerio de animales de 220 millones de años en San Juan @CTyS_UNLaM El doctor Ricardo Martínez y la doctora Cecilia Apaldetti del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan (IMCN
Cementerio de animales de 220 millones de años en San Juan @CTyS_UNLaM El doctor Ricardo Martínez y la doctora Cecilia Apaldetti del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan (IMCN

Según Martínez, investigador del Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan (IMCN), “estos fósiles pertenecen a la cuenca de Ischigualasto, corresponde a 220 millones de años, una época de la que no se conoce mucho de la fauna”.

Pero lo realmente llamativo del descubrimiento es la disposición en que se encontraron los huesos, apilados en una fosa de unos dos metros de diámetro y alrededor de dos metros de profundidad.

Se trata de un bloque, una verdadera acumulación de huesos, hay cerca de diez individuos distintos. Es una masa de hueso contra hueso acumulado, prácticamente no hay sedimentos. Es como si hubieran hecho un pozo y lo hubieran llenado de huesos. Es realmente impresionante”, explicó el paleontólogo argentino Ricardo Martínez.

Los investigadores no pueden explicar cómo se pudieron acumular los cuerpos de los animales y especulan con la posibilidad de que hubiera una época de gran sequía y que allí había un cuerpo de agua, un pequeño lago en el que se amontonaban los herbívoros para beber y, a medida que se evaporaba el agua, se iban debilitando e iban muriendo en el lugar.

Los huesos fosilizados están dispuestos como en una fosa común.
Los huesos fosilizados están dispuestos como en una fosa común.

La excavación tuvo que ser temporalmente suspendida por las altas temperaturas y las lluvias en la zona a pesar de que cada vez más huesos continuaban apareciendo. 

“Esta acumulación de huesos es más grande de lo que pensábamos, aún no le encontramos la base. Vamos a regresar al sitio en estas semanas para poder extraer todo el bloque completo, posiblemente debamos hacerle una base de hormigón y precisaremos de una grúa y maquinaria adecuada”, estimó Cecilia Apaldetti, investigadora del IMCN y del Consejo Nacional de Ciencia y Técnica (Conicet). 

Son muchos los enigmas encerrados en el pasado de nuestro planeta y cada vez son más los descubrimientos que desafían el conocimiento actual sobre nuestra historia. 

Uno de estos descubrimientos se produjo en 1968, cuando el coleccionista William Meister encontró en el estado de Utah, EE. UU., una roca de 5 centímetros que -luego de un golpe de martillo- dejó expuesto el fósil de una huella de calzado humano con un trilobites aplastado.

¿Huellas de zapatos en fósiles de hace 200 millones de años?
¿Huellas de zapatos en fósiles de hace 200 millones de años? /BLes

Los trilobites se extinguieron de la tierra hace unos 280 millones de años, Entonces la pregunta es: ¿cómo puede ser que exista un fósil de trilobites con una huella de un zapato moderno?

Solo se puede comprender desde la explicación de las civilizaciones prehistóricas.

La sabiduría milenaria china habla de distintos períodos de civilización que sufren golpes destructivos cuando la moral declina demasiado, por eso dicen que girar el corazón hacia la virtud y la bondad puede salvarnos del colapso.

 

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!

 

Ir a la portada de BLes.

Video Destacados