En su primera aparición pública desde que el submarino ARA San Juan desapareció, el ministro de Defensa argentino Oscar Aguad confirmó ayer la muerte de los 44 tripulantes, acrecentando así el malestar de los familiares de las víctimas.

Si bien el cambio en el protocolo de búsqueda dispuesto la semana pasada ya indicaba que no había esperanzas de hallar con vida a los marinos, hasta el momento ningún funcionario público se había pronunciado sobre este tema. Mientras tanto la Casa Rosada evalúa cuándo declarar duelo nacional.

En un programa televisivo emitido la noche del lunes, Aguad explicó que el caso SAR (Search and rescue, por sus siglas en inglés) al que se puso fin el último jueves “se inicia cuando las personas se han perdido en el mar y termina cuando son rescatadas o ya no hay condiciones de vida”.

“Un informe de la Armada dijo que las condiciones del ambiente extremo donde se desarrolló el suceso y el tiempo que había transcurrido era incompatible con la existencia de vida humana”, afirmó, ratificando lo pronunciado la semana pasada por el portavoz de la Armada Enrique Balbi.

¿Es decir que están todos muertos?“, preguntó el periodista Joaquín Morales Solá, tal como se puede ver en el video. “Exactamente”, respondió Aguad.

No obstante el ministro resaltó que el Gobierno continuará buscando los restos de la nave que se perdió cuando retornaba desde Ushuaia a Mar del Plata. “Es un compromiso que el Presidente ha asumido con las familias y lo vamos a cumplir”, dijo.

Mientras tanto las familias de los 44 tripulantes le piden a la administración nacional que se reanude el rescate de los tripulantes, Aguad consideró: “Las normas internacionales exigen ese límite. No se puede estar indefinidamente buscando vida si las condiciones no están”.

“Hay que acompañar a las familias porque están en un proceso de mucho estrés por el momento terrible que están viviendo; lo estamos haciendo desde el primer día”, agregó.

Desperfectos previos

Durante la entrevista, Aguad cuestionó las condiciones en las que se realizó la reparación de media vida al submarino los años 2008 y 2014, coincidentes con la administración de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“No tenemos evidencias claras, pero todas las sospechas hacen suponer que hubo corrupción”, expresó. En esta línea, comentó que una denuncia que se presentó en el juzgado Nº 1 de Comodoro Py “daba cuenta de algunas anomalías que existían” y aún así se archivó sin investigar.

El 15 de noviembre pasado el ARA San Juan reportó un principio de incendio generado a causa de un cortocircuito en las baterías provocado por el ingreso de agua al sistema de ventilación.

El ministro Aguad reveló que la nave ya había sufrido un incidente de características similares. “La diferencia es que en este caso el agua no llegó a las baterías”, comentó y aclaró que luego de que se registrara el primer desperfecto el capitán pidió que fuera verificado cuando la nave entrara en reparaciones en el primer semestre de 2018.

Categorías: Argentina

Notas relacionadas