Gran cantidad de medusas de 1 metro de diámetro y alrededor de 4 metros de largo han arribado por el Golfo Nuevo de la Península de Valdés  a Puerto Madryn.

Son animales marinos de cuerpo gelatinoso, con tentáculos cubiertos de células irritantes a la piel humana por lo que es recomendable evitar su contacto físico para no sufrir las desagradables consecuencias que generan.

En casos extremos puede producir el llamado shock anafiláctico, es decir una reacción alérgica grave que afecta los sistemas respiratorios y cardiovascular, por lo cual conviene salir del agua lo más pronto posible por el riesgo de muerte por ahogamiento.

Las medusas aparecidas en Puerto Madryn son denominadas científicamente “chrysaora placomia” declaró el biólogo adscrito a Conicet, Agustín Schiariti, al diario argentino La Nación, añadiendo que son comunes en la zona, salvo que esta ocasión su número es significativamente mayor.

Se las conoce popularmente también con los nombres de “aguas vivas” o “aguas malas” y se desplazan por el mar absorbiendo agua y expulsándola con fuerza para lograr ser propulsadas.

Share
Categorías: América Argentina

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds