Ahora la resiliencia parece ser un tema común para los allegados de los submarinistas del ARA San Juan, perdidos el 15 de noviembre luego de emitir la última señal desde el Atlántico Sur. Los seres queridos de los 44 tripulantes profesan clamor y esperanza, pese a que el comunicado emitido el jueves por parte de la Armada Nacional da por terminada las tareas de rescate.

Una de las historias que deja este trágico accidente es la de Alejandra Morales, la prometida de Luis Niz, contado entre los desaparecidos del Ara San Juan. Para este 7 de diciembre la pareja tenía programada su boda.

Alejandra nunca se imaginó que la última vez que vería a su prometido sería aquel 13 de noviembre, fecha en la que el submarino comenzó a distanciarse de la base naval de Ushuaia en una misión sin retorno, hacia las profundidades que borraron toda esperanza de cumlplir los votos nupciales con su amada.

Dos fechas marcarían la relación de la pareja, la primera, en el 2012, cuando pasaron de tener una relación amistosa a formalizar un noviazgo, y la segunda, hoy 7 de diciembre en donde ambos visitarían el Registro Civil de Mar del Plata para celebrar la formalización de su relación rodeados de los seres queridos.

Foto Infobae
Foto: Infobae

Hasta entonces la carrera del joven submarinista de 27 años era prometedora, hace un año ya se destacaba entre sus pares obteniendo el mejor promedio un logro que lo motivaba a dar lo mejor de sí en la Armada Argentina.

Alejandra, originaria de Tafí del valle, Tucumán vive su pasión por la música como integrante de la banda de la Armada, sin embargo, según Infobae, prefiere no dar testimonios respecto a los hechos del submarino en pasado porque aún lo espera.

En el momento ambos pagan alquiler en en Mar del Plata pero saben que no son de arraigarse en un lugar, son conscientes de lo que implica un trabajo en la Armada Argentina.

Después de los hechos, Alejandra ha estado en compañía de Ester, la madre de Luis, Sofía, una de sus hermanas y su propia madre, clamando por su ser querido.

Su padre tuvo la oportunidad de hablar el domingo con el vocero de la Armada, Enrique Balbi, expresándole el deseo de ver de nuevo a su hijo junto con el resto de la tripulación “Dios quiera que Alejandra vaya a ser la esposa de mi hijo, porque todavía mantenemos la esperanza”.

Categorías: Argentina

Notas relacionadas