En estos momentos Argentina se encuentra atravesada por un debate demarcado por una delgada línea entre reducir el abultado déficit fiscal heredado de la época del kirchnerismo (2003-2015), la delicada situación social -la pobreza oscila alrededor del 30%- y una escalada inflacionaria que mantiene en vilo tanto a empresarios como trabajadores.

En ese marco, la clase dirigente se reunió el jueves para debatir las perspectivas económicas y políticas del país sudamericano en el evento organizado por Americas Society / Council of the Americas en el distinguido Hotel Alvear de Buenos Aires.

Ciertamente, desde que asumió su mandato Mauricio Macri en 2015, ha intentado reducir el déficit fiscal, sin embargo no ha sido fácil y hoy el país se encuentra en una coyuntura socioeconómica delicada.

“La transformación lleva tiempo”, aseguró al respecto Susan Segal, Presidente y CEO de Americas Society / Council of the Americas, poniendo como ejemplo los casos de Chile, Corea del Sur, Israel y España.

En ese sentido, Segal, en su presentación, reconoció los esfuerzos del gobierno para achicar el gasto público y fomentar la libertad de mercado, medidas que -entiende- son beneficiosas para el mediano plazo.

Si bien en la sala, empresarios, políticos y bancarios daban su aprobación a la visión expuesta por la dirigente norteamericana, se percibía cierta preocupación por la coyuntura económica, principalmente por -al menos- tres aspectos macroeconómicos: el mencionado déficit fiscal, la inflación y el tipo de cambio.

El problema de fondo

En líneas generales, tanto el sector empresarial como el político parecen coincidir en que el problema de fondo son los 2,7 puntos de déficit fiscal.

El hecho de que desde hace 14 años el gobierno argentino gasta más de lo que recauda ha generado que esa brecha sea cubierta por emisión monetaria o deuda.

La emisión monetaria, a su vez, aumenta la inflación y esta reduce la competitividad de las empresas presionando al gobierno a devaluar la moneda. La depreciación de la moneda, por su parte, encarece las importaciones, lo que termina provocando una nueva subida de precios. Y así el círculo vicioso continua.

A modo de ejemplo, Carlos Zarlenga, Presidente de General Motors Mercosur, expuso cómo la devaluación subió los precios de los autos (en lo que va del año su lista de precios promedio se incrementó un 42%) y por ende cayó el consumo (un 17% en julio con respecto al mismo mes del año pasado).

“Es la historia del huevo y la gallina”, explicó metafóricamente en diálogo con BLes Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y Chair del B20, la “voz” del sector privado en la comunidad del G20.

Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y Chair del B20, la "voz" del sector privado en la comunidad del G20. (BLes)
Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y Chair del B20, la “voz” del sector privado en la comunidad del G20. (BLes)

Además el tipo de cambio tiene como mínimo otros dos factores que propician su inestabilidad: los vaivenes de la situación internacional (lo que pasó en Turquía y Brasil, por ejemplo) y la -hasta cierto punto- inexplicable preferencia de los argentinos por los dólares.

Ciertamente, la escalada del tipo de cambio preocupa al gobierno y no es para menos: el martes 28 de agosto cerró a $31,47, el miércoles 29 a $34,00 y el jueves 30 a $38,75; ¡una devaluación del 23% en solo 3 días! Por su puesto, esto no pasa todas las semanas, pero sí pone en evidencia -hasta cierto punto- la reacción del mercado ante la falta de credibilidad del rumbo del gobierno.

Cómo salir de la encrucijada

Más allá de la coyuntura, cabe mencionar que en las diferentes presentaciones del selecto evento político-económico, que cubrió periodísticamente BLes, se impuso en general un clima de optimismo mirando al mediano plazo, aunque por momentos se mencionaron ciertos “miedos” como la inestabilidad cambiaria o la debilidad de las instituciones democráticas.

“Para nosotros es muy importante tener reglas de juego claras para exportar”, expuso en un panel Raúl Padilla, Presidente para América del Sur del gigante agroalimentario Bunge.

Por otro lado, la coincidencia es uniforme acerca de que el gobierno debe seguir apuntando a lograr el equilibrio fiscal para alcanzar la estabilidad. Sin embargo, hay diferencias en cómo lograrlo, teniendo en cuenta la delicada situación social.

El gobernador de la provincia de Salta, el opositor Juan Manuel Urtubey, por ejemplo, sostiene que no se debe transferir el déficit de la nación a las provincias y -además de reducir el gasto- los esfuerzos también deben estar orientados a aumentar los ingresos del Estado combatiendo al aproximadamente 40% de la actividad económica que se encuentra “en negro”.

Desde el sector productivo, Zarlenga de General Motors propone “eliminar distorsiones de la presión impositiva en la cadena de valor” y mejorar sustancialmente la infraestructura.

Asimismo, el jefe de gabinete, Marcos Peña, apuntó que es necesario un “cambio estructural” de la sociedad argentina para combatir “la informalidad” y la corrupción. A modo de ejemplo citó cómo el reciente megacaso denominado ‘la causa de los cuadernos‘ causó “inestabilidad frente a los mercados”.

En cuanto al sector privado, Susan Segal del Council of Americas -organización empresarial estadounidense que promueve el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos- hizo un llamado a los empresarios para que asuman un rol de liderazgo, tal como ocurre con la clase dirigente estadounidense.

“Macri quiere construir un capitalismo serio (y sano)”, aseguró por su parte el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

A modo de cierre y a fin de sintetizar la situación, el Ministro del Interior Rogelio Frigerio, aseguró que “las perspectivas en el futuro son muy buenas, pero la coyuntura es muy difícil”. “Estamos atravesando un río embravecido”, apuntó.

Si es así, entonces tal vez sea cuestión de esperar a que pase la tormenta.

Por Miguel Díaz – BLes

El futuro económico de Argentina: entre la escalada inflacionaria y el ajuste fiscal
5 (100%) 2 votos
Categorías: América Argentina Finanzas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds