Compartir

Shen Yun performing Arts fue ovacionado una vez más en el Teatro Ópera de Buenos Aires con una sala llena, por sus inigualables bailarines de danza clásica china, las composiciones musicales inéditas de una orquesta en vivo, la colorida escenografía y la emocionante voz de bel canto tradicional.

Creada en 2006 en Nueva York por destacados artistas de origen chino –independiente y sin fines de lucro– Shen Yun se encuentra en su gira por el mundo para preservar una cultura que es patrimonio de la humanidad y que en su propio país se estaba perdiendo.

“Excelente, ¡me parece que es un espectáculo!, dijo Liliana Couso, Asesora del Consejo General de Cultura y Educación en Buenos Aires.

“Vine con la expectativa de poder aumentar mi bagaje cultural, y de pronto, también poder transmitirlo desde el cargo que ocupo, porque no está lejos de lo que las escuelas podrían conocer, para que los chicos pudieran tener un alcance más profundo en lo cultural”.

Después del show artístico dijo que se sintió “espiritualmente plena“.

“Cuando hay seres de luz que transmiten esta instancia de unir el Cielo y la Tierra, realmente se convierten en seres que transmiten. En el sentido de la transmisión,  esta sensibilidad no la transmite cualquiera, esta emoción, este sentir, cada instancia que provocan, no solamente por la movilidad, sino porque cada movimiento –desde que nace a lo motriz– es una transmisión al público”.

“Eso me pareció muy valioso“, dijo la Sra. Couso.

Ante una pregunta sobre el aspecto de cultivación de los bailarines en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, destacó que existe gran conexión con el público.

“Yo creo que hay una gran conexión, lo que ellos buscan permanentemente es la conexión entre la danza, entre el movimiento corporal y el publico ¡y lo logran, llegan”.

Sobre lo que más la impactó respondió: “la soprano“, que deleitó con el bel canto tradicional.

“Primero: el mensaje. Me parece que esto tendría que ser conocido mundialmente. Hay un reclamo, desde lo que implica este evento hacia el mundo entero, y me parece que esto es lo valioso, esto es lo que genera justamente el conocimiento en otros países”, destacó.

Dado que el régimen chino es ateo, ha estado intentando destruir la verdadera cultura china desde que tomó el poder hace siete décadas. Por eso, Shen Yun no puede presentarse en China, y tampoco en China puede verse un espectáculo que muestre la genuina cultura china de 5000 años como lo hace Shen Yun.

“Es cierto lo que está pasando en China, donde no puede verse un espectáculo con tanta transmisión, con tanta credibilidad; un país donde el comunismo no permite que esto transcienda. Sin embargo, me parece que ella con la dulzura de su voz, con las palabras, con la entonación, logra el impacto deseado”, dijo la asesora de cultura.

Respecto a los valores tradicionales de la humanidad, Liliano Couso concluyó: “yo creo que es lo que necesita Argentina en este momento”.

En poco más de 10 años, Shen Yun Performing Arts cuenta con cinco compañías, cada una con alrededor de 80 artistas, que viajan a todos los rincones del mundo anualmente, para dar vida una cultura tradicional de 5000 años de antigüedad.

Con Shen Yun se sintió “espiritualmente plena”, dice asesora cultural de Buenos Aires
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América Argentina Cultura

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds