Compartir

A pocas horas de la muy esperada reunión entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, los medios estatales de Corea del Norte dijeron que el Norte está abierto a una reunificación con Corea del Sur.

El notable cambio de tono de Corea del Norte y la realización de la próxima cumbre se produjo después de una campaña de presión de un año de duración por parte del gobierno de Trump.

“El Norte y el Sur de Corea pueden mejorar sus relaciones, aliviar las tensiones en la península y lograr un avance en el logro de la reunificación independiente del país”, informó el 9 de junio la agencia estatal norcoreana KCNA.

La agencia también elogió la Declaración de Panmunjom, adoptada por Kim y el presidente surcoreano Moon Jae-in en abril de este año.

“La adopción de la Declaración de Panmunjom es una clara manifestación de la voluntad de marcar el comienzo de una nueva era de reconciliación nacional, paz y prosperidad”, informó KNCA.

Los medios de comunicación de Corea del Norte también elogiaron a Kim por sus esfuerzos para buscar la paz. Esto sucede a pesar de que el conflicto ha sido un componente clave de su propaganda nacional e internacional durante años.

“Este cambio de época es el precioso resultado provocado por el camarada Kim Jong Un, quien tomó una decisión valiente en su noble amor por la nación y su firme voluntad de asegurar la paz”, dijo la agencia norcoreana.

KNCA y otros medios estatales de Corea del Norte, que representan la línea oficial del régimen comunista, han sido normalmente hostiles a Estados Unidos y sus aliados.

Durante la mayor parte del primer año de Trump en el cargo, los medios de comunicación de Corea del Norte frecuentemente amenazaron a la parte continental de Estados Unidos, así como a Japón y Corea del Sur, con un ataque nuclear.

En octubre del año pasado, escribieron sobre amenazas de traer “nubes nucleares” a Japón.

“Las incursiones de ese tipo en Japón que incitan a la tensión de la península coreana son una acción suicida que traerá nubes nucleares al archipiélago japonés”, fue uno de los comentarios de los medios estatales de Corea del Norte.

La amenaza de Corea del Norte fue acompañada por una serie de pruebas balísticas e intercontinentales de misiles balísticos (ICBM), así como una prueba nuclear subterránea en septiembre del año pasado.

A fines de noviembre, Corea del Norte conmocionó al mundo al lanzar un ICBM al espacio, lo que llevó al Secretario de Defensa Jim Mattis a alertar la posible capacidad del Norte en llegar con estas armas a cualquier lugar del mundo.

Campaña de presión

Desde el inicio de su gobierno en enero de 2017, Trump comenzó una campaña de presión con la intención de desnuclearizar a Corea del Norte.

Usando una combinación de presión diplomática, sanciones económicas y una amenaza militar creíble, Trump pudo presionar a Corea del Norte para retomar el camino de la paz y llegar al punto en que se está negociando ahora. Estados Unidos aumentó su presencia en la región al ubicar allí más equipamiento militar, incluidos aviones de combate F-35 en Japón, así como sistemas avanzados de defensa antimisiles en Corea del Sur y Japón. Trump también pudo asegurar un fuerte aumento en el gasto militar, aumentando las capacidades militares de Estados Unidos.

También ha sido instrumental la capacidad de Trump para convencer al líder chino Xi Jinping de implementar las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, así como sanciones económicas adicionales, sobre Corea del Norte.

Guerra en curso

A pesar del fin de la lucha armada de la Guerra de Corea en 1953, nunca se firmó un tratado de paz. Las hostilidades entre Corea del Norte y Corea del Sur se han mantenido fuertes durante décadas.

En marzo de 2010, un buque de la armada surcoreana se hundió después de ser alcanzado por un torpedo norcoreano, lo que significó la muerte de 46 marineros. En noviembre de 2010, el Norte disparó 170 proyectiles de artillería contra la isla Yeonpyeong, alcanzando objetivos civiles y militares surcoreanos.

Sin embargo, durante la reunión de abril entre Kim y Moon Jae-in, los líderes hablaron sobre acordar  el fin de la guerra. La reunión se produjo después de que el entonces Director de la CIA y actual Secretario de Estado Mike Pompeo se reuniera en secreto con Kim en Corea del Norte.

Pompeo se reunió con Kim en mayo, asegurando la liberación de tres rehenes estadounidenses que habían estado cautivos en Corea del Norte.

Promesa de un mejor futuro

Durante una visita a Corea del Sur en noviembre pasado, Trump había prometido a Corea del Norte un camino próspero, si acepta abandonar su programa de armas nucleares.

“Corea del Norte no es el paraíso que tu abuelo imaginó. Es un infierno que ninguna persona merece. Sin embargo, a pesar de todos los crímenes que ha cometido contra Dios y el hombre, usted está listo para ofrecer (la paz), y haremos eso; ofreceremos un camino hacia un futuro mucho mejor”, dijo Trump al dirigirse a Kim en su discurso.

“Comienza con el fin de la agresión de su régimen, el cese de su desarrollo de misiles balísticos y una desnuclearización completa, verificable y total”, dijo.

En su discurso, Trump estableció una clara distinción entre una Corea del Sur económicamente desarrollada y próspera y una empobrecida Corea del Norte.

“Una vista aérea de esta península muestra una nación de deslumbrante luz en el sur y una masa de oscuridad impenetrable en el norte”, dijo Trump. “Buscamos un futuro de luz, prosperidad y paz. Pero solo estamos preparados para discutir este camino más brillante para Corea del Norte si sus líderes cesan sus amenazas y desmantelan su programa nuclear”.

“Lo que los surcoreanos han logrado en esta península es más que una victoria para su nación. Es una victoria para cada nación que cree en el espíritu humano. Y esperamos que, algún día, todos sus hermanos y hermanas del Norte puedan disfrutar la vida más plena de Dios”.

Si Corea del Norte está realmente dispuesta a abandonar su programa de armas nucleares, podría ser el primer paso hacia una paz duradera y una posible reunificación del Norte y el Sur.

A través de La Gran Época.

Antes de la Cumbre Trump y Kim, los medios de comunicación norcoreanos hablan de reunificación
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds