La pareja de adultos mayores que se accidentó a algunos kilómetros del paso internacional Cardenal Antonio Samoré nunca habría llegado a Villa La Angostura, como tenía previsto.

Así se presume desde la policía de Neuquén, que investiga el hecho que provocó la muerte de Jorge León Parro, de 83 años, y que dejó gravemente lesionada a Paula Aresti Astica, de 82.

La pareja salió desde el hotel Termas de Puyehue con destino a la villa trasandina con la intención de almorzar, sin embargo, no lo habrían concretado, desbarrancando su automóvil en el kilómetro 11.7 de la ruta 231, a pasos de la aduana argentina.

La máquina cayó por un barranco de por lo menos 25 metros, quedando volcado sobre su techo y cubierto por la vegetación, lo que hizo más compleja su ubicación. Según da cuenta la prensa argentina, desde la policía se presume que nunca habrían llegado a Villa La Angostura, como tenían previsto, pues el vehículo fue encontrado a un costado de la calzada que va hacia argentina, no que regresa.

Según el jefe de la comisaría 28 de la Policía de Neuquén, la gran cantidad de curvas pudo haber provocado que León Parro perdiera el control del jeep que conducía.

Paula Aresti Astica continúa internada en el hospital de Bariloche, donde según el equipo médico debió ser inducida a un coma, pese a que al momento de ser encontrada estaba consciente. Si bien no sufrió fracturas o traumatismos en órganos vitales, la hipotermia, deshidratación e insuficiencia renal que presentó obligaron a tal medida.

Se confirmó que el ministerio público fiscal tomo el control del caso y dispuso de la entrega del cuerpo de Jorge Leon Parro a sus familiares, que se encuentran en Bariloche, para su repatriación a Chile.

A través de:  Bío Bío Chile.

Anciana que sobrevivió a accidente automovilístico en Argentina debió ser inducida a coma
Califique esta publicación
Categorías: América Argentina

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds