BUENOS AIRES (AP) — La justicia argentina dispuso el viernes el allanamiento de distintas dependencias de la Armada en el marco de la investigación que busca determinar qué le ocurrió al submarino ARA San Juan, desaparecido hace más de dos meses con 44 tripulantes a bordo.

Imágenes de canales de televisión mostraron a la policía federal ingresando a la Base Naval de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires y donde se encuentra el Comando de la Fuerza de Submarinos, para buscar documentación que permita determinar el estado en que se encontraba la nave cuando desapareció durante un ejercicio de adiestramiento.

Otros allanamientos tuvieron lugar en la Base Naval de Puerto Belgrano, al sur de la provincia de Buenos Aires, y en la Dirección General de Material Naval de la Armada en la capital argentina.

La medida fue ordenada por la jueza federal Marta Yáñez, quien indicó al canal Todo Noticias que busca documentación que determine las “condiciones de navegabilidad” del submarino diésel eléctrico de fabricación alemana antes de zarpar desde Mar del Plata a fines de octubre para realizar su viaje de instrucción en el Atlántico sur. La nave desapareció el 15 de noviembre cuando regresaba hacia la base marplatense desde la ciudad sureña de Ushuaia.

La jueza dijo que quiere saber si las fallas detectadas en la reparación de media vida a la que se sometió la nave entre 2008 y 2014 y otras que fueron detectadas en una inspección posterior fueron subsanadas antes de que el submarino partiera. La magistrada tiene previsto citar como testigos a varios miembros de la Marina en los próximos días, entre ellos varios integrantes del cuerpo de auditores.

Las siete familias de los tripulantes del submarino que son querellantes en la causa judicial creen que la Armada ocultó información sobre el estado del submarino y la última comunicación que se mantuvo con la nave.

La Armada ha descartado la supervivencia de los tripulantes y está abocada a la localización de la nave.

En diciembre, otro juez federal dispuso el allanamiento de la sede de la Marina en Buenos Aires y de la filial local de la empresa alemana Ferrostaal, que proveyó de baterías a la embarcación, en el marco de una investigación sobre supuestas irregularidades cometidas durante reparaciones realizadas al submarino y otras unidades navales en el periodo 2005-2015.

El ARA San Juan es buscado en la actualidad en un área de unos 4.000 kilómetros cuadrados por cinco embarcaciones, entre las cuales está el buque oceanográfico “Yantar” de Rusia, el único país extranjero que sigue colaborando con Argentina en las tareas de rastreo con dos vehículos sumergibles que pueden visualizar objetos hasta 6.000 y 1.000 metros de profundidad respectivamente.

La Armada ha señalado que el día que desapareció, el comandante del ARA San Juan informó que la nave había sufrido una avería a raíz de la entrada de agua a las baterías a través del snorkel —dispositivo por el cual el sumergible toma aire de la superficie para operar sus motores—, pero que el incidente había sido resuelto. Horas después se registró una explosión cerca de donde se había perdido contacto con la nave.

Allanan 4 dependencias de la Armada argentina por submarino ARA San Juan
Califique esta publicación
Categorías: América Argentina

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds