Los demócratas y los principales medios de comunicación intensificaron sus ataques contra el presidente Donald Trump en los últimos meses.

La estrella porno Stormy Daniels fue un garrote utilizado por las cadenas televisivas contra Trump, y CNN se convirtió en la cadena televisiva Stormy Daniels. Michael Avenatti, su abogado, apareció 59 veces en menos de dos meses en CNN, promediando más de una vez al día, según el Media Research Center. MSNBC, para no quedarse atrás, presentó Avenatti ocho veces en cuatro días. Otros medios, aunque no tan trastornados como CNN y MSNBC, todos tuvieron una cobertura sustancial del caso Stormy Daniels.

Sin embargo, a pesar del aluvión de ataques, el índice de aprobación de Trump fue en constante aumento.

El 8 de mayo, el diario Rasmussen Encuesta de Seguimiento Presidencial (Presidential Tracking Poll) mostró que el 47 por ciento de los probables votantes aprobaron el desempeño de trabajo del presidente Trump, superando la calificación de Barack Obama (46 por ciento) en el mismo periodo en su primer mandato. En una encuesta de SurveyMonkey entre los votantes registrados que finalizó el 2 de mayo, Trump obtuvo un 47 por ciento de apoyo. La encuesta Reuters/Ipsos Encuesta Política Principal publicada el 4 de mayo mostró que el 49 por ciento de los votantes registrados aprobaron al presidente Trump.

Los índices de aprobación acumulada al desempeño de trabajo de Trump también están en aumento. El promedio de aprobación de Trump por parte de Real Clear Politics al 8 de mayo fue de 43,2 por ciento, comparable al 44,3 por ciento reportado por FiveThirtyEight, un centro de votación con inclinación demócrata.

Una economía en auge aparentemente ayudó a Trump con el índice de aprobación. La última tasa de desempleo es del 3,9 por ciento, la más baja en 18 años. El mercado laboral se redujo tanto que los empleadores tienen que ser creativos para contratar a nuevos empleados.

Los bonos de suscripción son comunes en muchas industrias. Las empresas están celebrando reuniones de la “Noche de los Padres” para atraer a los estudiantes de secundaria a unirse, mientras que otros están prometiendo pagar los costos de vacaciones para los futuros empleados. La escasez de mano de obra es tan grave en algunas ciudades del Medio Oeste que la gente puede recibir bonos en efectivo u obtener asistencia para préstamos estudiantiles simplemente mudándose allí.

Mientras que la economía en general continúa mejorando, el impacto de los sueldos más grandes, que sienten muchos trabajadores estadounidenses, sirve como un recordatorio más directo y poderoso de que la reforma tributaria de Trump está funcionando. Según Americans for Tax Reform, un grupo de defensa sin fines de lucro, casi 4 millones de estadounidenses recibieron bonos y aumentos salariales, gracias al recorte de impuestos del presidente Trump. Algunas compañías están invirtiendo en programas de capacitación y educación de los trabajadores, mientras que otras están optando por aumentar los beneficios de jubilación de los empleados. Los aumentos salariales debido al recorte de impuestos probablemente impulsaron el apoyo a Trump.

El fracaso de la investigación de Rusia probablemente también contribuyó a la creciente popularidad de Trump. Robert Mueller y su equipo de demócratas gastaron un año y varios millones de dólares buscando pruebas sobre si Trump coludió con Rusia para ganar las elecciones de 2016. No encontraron nada al respecto.

Declarar inocente a Trump no es una opción para Mueller. Necesita algo, cualquier cosa, para atrapar a Trump, de ahí su interés en Stormy Daniels – y Daniels fue uno de los asuntos que motivaron la redada contra el abogado de Trump, reportó The New York Times. Pero el supuesto asunto tuvo lugar mucho antes de que Trump se postulara para el cargo y no tiene absolutamente nada que ver con el mandato de Mueller.

No es de extrañar que una multitud de encuestas mostraran que las opiniones de los estadounidenses sobre Mueller se deterioraron desde principios de año. Para muchos votantes, especialmente los republicanos, Mueller se está convirtiendo de manera lenta pero segura en el ejemplo del exceso de alcance del gobierno y la mala conducta del fiscal, y en el camino, consolidando el estatus del presidente Trump como víctima de una caza de brujas.

Finalmente, el sufrimiento de los demócratas puede ser la oportunidad de Trump de ganar. Hay señales de que los votantes jóvenes y las minorías se están alejando del Partido Demócrata y están abrazando la idea de un gobierno limitado. Una encuesta de Reuters/Ipsos reveló que entre los votantes registrados de 18 a 34 años de edad, el apoyo a los demócratas cayó 9 por ciento en los últimos dos años.

Para estar seguros, no todas estas personas desertaron para ir al campo republicano, pero el apoyo al Partido Republicano en la composición demografíca registró un aumento en general, el más destacado figura entre los milenial blancos. Es razonable asumir que el apoyo de Trump entre los milenial mejoró como resultado.

Los votantes minoritarios fueron considerados durante mucho tiempo como los bloques electorales más confiables para los demócratas. La situación puede estar cambiando. Después de que Kanye West “saliera a la luz” en Twitter publicando una foto suya con un sombrero con el eslogan de la campaña de Trump, el índice de aprobación de Trump entre los hombres negros saltó al 22 por ciento en una encuesta de Reuters el 29 de abril, un aumento del 100 por ciento en comparación con la misma encuesta sólo una semana antes. Entre los negros en general, el apoyo de Trump casi se duplicó durante el mismo período.

Esto podría ser debido al efecto de celebridad de Kanye West, y por lo tanto de corta duración. Una hipótesis alternativa, más probable en mi opinión, es que hay muchos partidarios negros de Trump. Además tal vez tuvieron miedo de apoyar públicamente a Trump, hasta que llegó West. Si Trump puede conseguir su apoyo en las urnas, los demócratas podrían estar en serios problemas.

A los demócratas y a sus aliados de los medios de comunicación les gusta hablar de la “ola azul” (demócratas) en estos días. Pónganme entre los escépticos. Los principales eventos que darán forma a las elecciones de mitad de período de 2018 aún no tuvieron lugar, y muchos podrían ser grandes impulsores de los índices de aprobación de Trump.

Un ejemplo es el esfuerzo diplomático de Corea del Norte. Se dice que las dos Coreas están negociando un acuerdo de paz y la desnuclearización permanente de la península de Corea. Si Trump puede hacer que esto suceda, pasará a la historia como uno de los más grandes presidentes de los Estados Unidos.

Otro ejemplo son las disputas comerciales con China. Ningún presidente de Estados Unidos desde la década de 1990 tuvo el coraje o la sabiduría para asumir el desequilibrio estructural del comercio entre Estados Unidos y China, hasta que llegó Trump. Cabe señalar que China, bajo la amenaza de una guerra comercial, ya ofreció raras concesiones. Es probable que los dos países lleguen a algún acuerdo, y Trump se beneficiará de los acuerdos. La llamada “ola azul” no es más que una táctica de propaganda demócrata.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds